miércoles, 10 de octubre de 2012

REFLEXIONES BÍBLICAS

Evangelio: Mt: 25, 14-30

Comentario
: Parábola de los Talentos: "Señor, sé que eres un hombre exigente, cosechas donde no has sembrado y recoges donde no has esparcido. Por eso tuve miedo, estas palabras manifiestan una idea errada de Dios que es criticada por Jesús. El empleado ve a Dios como un patrón severo. Delante de un Dios así, el ser humano siente temor y se esconde detrás de la observancia exacta y mezquina de la Ley. En realidad, una persona así ya no cree en Dios y ya no consigue preocuparse por los otros"3 Esta parábola invita también a la diligencia y a la fidelidad mientras mientras se consuma el tiempo del juicio de Dios. Por el contexto se puede afirmar que el punto de tensión de la parábola está en la escena de rendición de cuentas, y de manera especial en la conducta del sirviente demasiado precavido. Jesús denuncia la inconsecuencia de los que reciben el mensaje del Reino y luego pretenden refugiarse en una seguridad esteril. Los discípulos de jesús tienen que hacer fructificar los bienes del Reino durante el tiempo que se les concede. éste es para Mateo el <<tiempo de la Iglesia>>. el que no hace fructificar los dones recibidos, aunque sea bajo el pretexto de colocarlos en un lugar seguro, al fin termina por perderlo todo. De igual manera, la comunidad eclesial debe estar alerta y vigilante para no caer en la comodidad y la rutina2.


Referencias
:

1 Carlos Mesters, Travesía, Ed. C. Bíblico Ecuménico

2 la Biblia de nuestro Pueblo; Luis Alonzo Schökel

3 La liturgia cotidiana; Sept 2012 Ed. San Pablo. Arg.

4 Mateo Bautista, Comentarios Bíblicos Dominicales, Ciclo B, 1ª Edición, San Pablo 2011
Publicar un comentario en la entrada